La víctima italiana

     Al fin parece que los italianos se podrán librar de Berlusconi, aunque a juzgar por los resultados electorales que se han venido sucediendo durante la última década lo deseábamos más nosotros que los propios italianos. Berlusconi ha resistido a acusaciones de sobornos, de delitos financieros de todas “la formas y colores”, a un sinfín de escándalos sexuales, a indicios que lo vinculaban con extorsiones y amenazas e incluso con la mafia. Pero il Cavalieri no ha podido soportar la presión de una prima de riego demasiado alta.

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *