De aquellos polvos, estos lodos.

Se termina el año así que este es un buen momento, como lo es cualquier otro, para sacar conclusiones.

Aunque sí es cierto que en política  las cosas van despacio y es justo dejar pasar algún tiempo para que las medidas adoptadas den sus frutos. Se ha cumplido un año desde que  el Partido Popular regresó al poder con el principal objetivo de sacarnos de la Crisis Económica. Y aunque  no puedo estar más alejado ideológicamente del partido gobernante, debo reconocer que deseaba que el Gobierno de Rajoy tuviese éxito a la hora de solucionar los problemas más acuciantes del país.  Y el más grave de todos, el inaceptable desempleo. Como todo sabemos el objetivo no fue alcanzado y las soluciones parecen no ser las correctas.

 

Con perspectiva, cuando pienso en cuales fueron las medidas estrella adoptadas por el gobierno durante el último año, el calificativo que me viene a la mente es el de sorprendente.  Lo sorprendente  es que las medidas estelares del Partido Popular no son ni mucho menos originales. Los tres pilares de la política conservadora del gabinete dirigido por Mariano Rajoy fueron en realidad iniciados en la última legislatura de Zapatero.  Podríamos afirmar que las recetas aplicadas por el PP y del PSOE para sacarnos de la crisis son esencialmente las mismas. Es cierto  que distintas en grado, pero idénticas en esencia.

 

Resulta que durante estos últimos doce meses al gobierno le hemos oído anunciar datos, cifras y estadísticas que describen una realidad más que tenebrosa. Acompañadas de la muletilla “pero la culpa es de Zapatero”. También nos sonará esa otra frase que dice “estamos mal pero si no llegamos a hacer lo que hicimos, las cosas serían mucho peor”.

Pero la realidad es que el PP solo ha continuado una senda iniciada por el PSOE y nadie parece darse cuenta de ello. Al menos no los implicados. Los tres ejes primordiales que han elegido los dos partidos lo demuestran.

 

  • Rescate a la Banca; tanto el PSOE como el ahora partido gobernante valoran como un primer paso para la recuperación económica, el ingreso de cantidades indecentes de dinero a unos bancos a los que se le rompió el saco. Recordemos que las primeras ayudas a la banca se aprobaron siendo todavía Zapatero presidente.
  • La política de empleo es un caso especialmente curioso. Pues mientras que la aprobada por el PSOE en su momento fue furibundamente criticada por el PP. La que legisló el gobierno de Rajoy  continuó con los mismos argumentos. Y aunque sí es cierto que en la Reforma Laboral  del Partido Popular se incidió  en la “rebaja” del despido. Las Reformas Laborales de los dos grandes partidos se basan en el principio, un tanto surrealista, de facilitar el despido para favorecer la contratación.
  •  El último de los ejes en los que PP y PSOE han girado en un mismo sentido es el de la lucha contra el déficit público.  La sintonía en este aspecto entre los dos grandes partidos  es enorme. Hasta el punto  de que medidas tan polémicas como congelación de pensiones fueron adoptadas en ambas legislaturas.  Incluso consiguieron ponerse de acuerdo para convertir el rigor deficitario  en un principio constitucional.

 

Considero que la receta para sacarnos de la crisis del PP se parece mucho a la que había propuesto el Partido Socialista. Es cierto que la cantidad de los ingredientes difiere entre una y otra receta. Pero intuyo,  que el efecto sobre el aparato digestivo, y el resto del organismo, es parecido.  De todo esto, lo que más me inquieta es que de esta similitud nadie parece darse cuenta. Rajoy y su gobierno no dejan de quejarse de la desastrosa gestión de la crisis realizada por sus antecesores. Por su parte,  desde el PSOE se acusa al PP de adoptar medidas antisociales que solo nos hunden más en el pozo.

 

Como casi todo el mundo, durante este año pensé mucho en  la crisis. Ahora que el año termina sigo pensando en la crisis. Pienso que este es un fondo teatral excepcional para observar el panorama político español.  Es, sin duda, en los periodos de excepción, en los momentos críticos donde se nos presentan las encrucijadas. La crisis económica en la que estamos sumergidos, o mejor dicho hundidos, nos vuelve contra nosotros mismos y nos obliga a tomar una dirección hacia aquello que creemos de verdad. En este sentido el camino elegido por los dos partidos que gobernaron las últimas décadas en España dicen mucho de ellos mismos.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a De aquellos polvos, estos lodos.

  1. Andrés dijo:

    En Mouseland, da igual que gobernen os gatos blancos ou os negros, sempres serán gatos: http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=J1XDrtJ-IWA

  2. néstor dijo:

    Muy apropiada y sencilla la historieta de lo gatos. “Lo intentaron con gatos de dos colores y lo llamaron coalición”, fabuloso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *